miércoles, 4 de mayo de 2011

Causas que originaron los sucesos de abril 2002 en Venezuela

No es fácil mencionar causas sobre un hecho que jamás debió haber sucedido cuando lo buscado por el gobierno era el mejoramiento de las condiciones existentes para el momento y que garantizaran el futuro para los Venezolanos. Hechos que surgieron meramente por intereses particulares de una clase opositora que buscaban cualquier motivo para salir de este gobierno, por lo tanto la causa principal del origen de estos acontecimientos data desde el momento en el que Hugo Rafael Chávez Frías asumió la presidencia de la República y anuncio los cambios que en materia constitucional, económica, social y política principalmente, se requerían para fortalecer el Estado y garantizar la satisfacción de las necesidades del pueblo.

-                                   Promulgación de las cuarenta y nueve leyes:

Estas leyes fueron aprobadas el 12 de noviembre a través del uso de facultades extraordinarias contempladas en la Constitución y concedidas al Ejecutivo por la Asamblea Nacional por medio de una ley habilitante de cuarenta y nueve leyes, ante las cuales FEDECAMARAS argumentó que las mismas no habían sido suficientemente consultadas con la sociedad y lesionaban derechos constitucionales, como los de participación, propiedad privada, justicia, libertad, derechos humanos y pluralismo político. Entre las leyes más criticadas por los empresarios estaban las leyes de tierras, pesca e hidrocarburos, que sin duda afectan intereses de estos sectores.


-                                   Confrontación con la directiva de PDVSA:

Se produce en el mes de febrero de 2002 el conflicto entre el Ejecutivo nacional y sectores de la gerencia de Petróleos de Venezuela SA (PDVSA), plataforma que impulsará el segundo paro cívico, que desembocará en el episodio del golpe de estado del 11 de abril.
El conflicto de sectores de la gerencia mayor y ejecutiva de PDVSA tuvo como motivo visible el nombramiento en febrero por parte del Ejecutivo de un nuevo presidente y una nueva junta directiva de la empresa.

El gobierno, quería alinear la empresa con la reforma petrolera que venía desarrollando como parte medular de su proyecto político. Sin embargo, el motivo hecho público para el paro no era ése, y no se cuestionó abiertamente el nombramiento de Gastón Parra como presidente de PDVSA sino el de miembros directivos internos de la compañía. La gerencia alegaba que estos nombramientos violaban reglas consuetudinarias de la empresa, que otorgaban esos cargos por "méritos". El argumento de la meritocrácia para ascender o sentarse en la junta directiva de PDVSA era la reivindicación tras la cual se ocultaba la diferencia más honda entre el gobierno y sectores de la gerencia en torno a la política petrolera.

Aquí queda en evidencia que la gerencia buscaba mantener sus privilegios anteponiendo sus intereses por encima de los intereses de la nación, amen de mantener privilegios con las transnacionales.

-                                   Polarización política extrema:

Las condiciones propiciadoras de la polarización política venían desarrollándose en los años previos, (por ejemplo cuando los entes que hacen vida principalmente económica, llegan a solicitar su cuota de participación al presidente y este les recuerda quien es el presidente) pero se fueron ahondando en el último cuatrimestre de 2001, impulsadas por acusaciones de autoritarismo y agresión verbal que la oposición hacía de manera creciente contra el presidente y su gobierno a propósito de la aprobación de un conjunto de leyes, algunas medulares de su proyecto político.

fuente de apoyo: publicación en www.monografias.com de Margarita López Maya. Universidad Central de Venezuela.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada